Sobre Ravi Zacharias

Así que subí y le dije: «Ravi, subí a ponerte la mesa al lado para que pudieras apoyar tu Biblia y descansar tu espalda». Entonces la mirada le cambió inmediatamente. Fue la misma mirada suave que antes le había conocido, llena de descanso y alivio. Ravi todo el tiempo había estado haciendo un esfuerzo sobrehumano para aguantarse el dolor, poder estar con la gente y compartir el mensaje. Uno no puede fingir algo así. Ravi es auténtico, Él vive la gracia que cree. Él no solo habla palabras, sino que vive la Palabra, vive al Logos.

Leer más →

Ravi Zacharias

So I went up to move the table again and I told him: ‘Ravi, I came back to move the table closer to you, so that you can put your Bible on it and rest your back.’ His facial expression changed instantaneously. I saw the relief in his eyes, and his look recovered the same softness I met the first time. Ravi had been all the time doing a superhuman effort to endure the pain, so that he could be close to people and share the Message. You cannot fake something like that. Ravi walks the talk. He lives the grace that he believes in. He gives the grace that he received.

Leer más →

El desenlace del escritor

La novela perfecta que sueña Pérez-Reverte va a tener que hacerse con base en los teoremas de incompletitud de Gödel. Después de todo el nudo de la Modernidad, Gödel nos dejó como al principio: no es solo que no podamos decidir, sino que hasta nuestros más formales sistemas requieren fe. Tal como antes de que empezara la Modernidad. La última página de la historia no se diferencia de la primera, pero sí nos fuerza una nueva lectura, «[los teoremas de incompletitud] han cambiado la forma en la que vemos las cosas». Antes de la Modernidad intuíamos que no teníamos cómo fundamentar la razón por fuera de la fe. Ahora lo sabemos.

Leer más →

Eternity

Eternity cannot be defined in terms of time, because time began to exist with this finite universe. Were we to define eternity in terms of time, we would need to give God a beginning, so that this entity we call God in reality would not be it; instead, it would be becoming more God as time goes by, as in the questionable “process theology.” Eternity must be something different. I […]

Leer más →

Of Hilbert and Gödel

The question is not whether we have faith, the question is what is the object of our faith. It is the rationality of mathematics what is at stake here, its meaning. But we cannot appeal to mathematics to prove its meaning. Thus, Platonic reality, given its existence, does depend on a bigger and more comprehensive reality, one beyond what is reasonable, one that is the Reason itself.

The pretense to know all things is nothing more than a statement in a tombstone.

Leer más →

De Hilbert y Gödel

La pregunta no es si tenemos fe, sino en qué tenemos fe. La racionalidad de la matemática es lo que está en juego, su carácter de sentido. Pero no podemos apelar a la matemática misma para probar que ella tiene sentido. La misma realidad platónica, dado que exista, es dependiente de una realidad más grande que la abarque, una que esté más allá de lo razonable, una que sea la Razón.

La pretensión de que todo lo conoceremos es solo la lápida de una tumba.

Leer más →

Eternidad

La eternidad no está dada en términos de tiempo, porque el tiempo comenzó a existir. Si definiéramos la eternidad temporalmente, tendríamos que darle un inicio a Dios y, con el correr de los segundos, aquello que llamamos Dios no lo sería, sino que estaría llegando a ser. Eternidad es otra cosa. Eternidad es la plenitud que se vive en el amor. Por eso Dios es trino, necesita serlo porque es […]

Leer más →

La ignorancia no es una opción

He oído a muchos cristianos escudar su ignorancia voluntaria —bíblica y secular— en 1 Corintios 1:17—2:2. Incluso he oído a pastores decir desde el altar de sus iglesias, henchidos de orgullo, que no les interesa conocer el griego neotestamentario ni profundizar en el texto bíblico, basándose en este texto de Pablo. La lectura literal de 1 Corintios 1:17—2:2 ha dado pie a que muchos cristianos crean que el conocimiento es malo […]

Leer más →

Yo sé que mi Redentor vive

La historia de Job, hace al menos 4500 años, tiene todo el mensaje del evangelio: necesitábamos un Redentor como nosotros —luego humano— para que muriera en lugar de nosotros, pero perfecto —luego divino— para que expiara nuestros pecados y Dios lo resucitara («Yo sé que mi Redentor vive // y al fin se levantará sobre el polvo»); y así después resucitarnos a nosotros en el cuerpo («en mi carne he de ver a Dios», «mis ojos lo verán, y no otro»).

Leer más →