Archivos de autor

Daniel Andrés

Qué incomodidad escribir sobre uno.

Eternity

Eternity cannot be defined in terms of time, because time began to exist with this finite universe. Were we to define eternity in terms of time, we would need to give God a beginning, so that this entity we call God in reality would not be it; instead, it would be becoming more God as time goes by, as in the questionable “process theology.” Eternity must be something different. I […]

Leer más →

Of Hilbert and Gödel

The question is not whether we have faith, the question is what is the object of our faith. It is the rationality of mathematics what is at stake here, its meaning. But we cannot appeal to mathematics to prove its meaning. Thus, Platonic reality, given its existence, does depend on a bigger and more comprehensive reality, one beyond what is reasonable, one that is the Reason itself.

The pretense to know all things is nothing more than a statement in a tombstone.

Leer más →

De Hilbert y Gödel

La pregunta no es si tenemos fe, sino en qué tenemos fe. La racionalidad de la matemática es lo que está en juego, su carácter de sentido. Pero no podemos apelar a la matemática misma para probar que ella tiene sentido. La misma realidad platónica, dado que exista, es dependiente de una realidad más grande que la abarque, una que esté más allá de lo razonable, una que sea la Razón.

La pretensión de que todo lo conoceremos es solo la lápida de una tumba.

Leer más →

Eternidad

La eternidad no puede estar dada en términos de tiempo, porque el tiempo comenzó a existir con este universo finito. De modo que si definimos la eternidad en términos de tiempo, al decir que Dios es eterno tendríamos que darle un inicio y, con el correr de los segundos, aquello que llamamos Dios no lo sería, sino que estaría llegando a serlo, como en la tan cuestionable «teología del proceso». […]

Leer más →

La ignorancia no es una opción

He oído a muchos cristianos escudar su ignorancia voluntaria —bíblica y secular— en 1 Corintios 1:17—2:2. Incluso he oído a pastores decir desde el altar de sus iglesias, henchidos de orgullo, que no les interesa conocer el griego neotestamentario ni profundizar en el texto bíblico, basándose en este texto de Pablo. La lectura literal de 1 Corintios 1:17—2:2 ha dado pie a que muchos cristianos crean que el conocimiento es malo […]

Leer más →

Yo sé que mi Redentor vive

La historia de Job, hace al menos 4500 años, tiene todo el mensaje del evangelio: necesitábamos un Redentor como nosotros —luego humano— para que muriera en lugar de nosotros, pero perfecto —luego divino— para que expiara nuestros pecados y Dios lo resucitara («Yo sé que mi Redentor vive // y al fin se levantará sobre el polvo»); y así después resucitarnos a nosotros en el cuerpo («en mi carne he de ver a Dios», «mis ojos lo verán, y no otro»).

Leer más →

Particularismo cristiano

El cristianismo es bien diferente a todas las demás religiones. Esa es quizás la mayor motivación detrás del comentario usual según el cual «el cristianismo no es una religión, sino un estilo de vida». La explicación con que suele continuar la anterior afirmación es que en la religión el hombre busca acercarse a Dios, pero en el cristianismo es Dios mismo quien se acerca al hombre. Y es cierto, así […]

Leer más →